tamales-5697131

La Fiesta del Tamal

De chile, mole, dulce, rajas; -¿solo o Guajolota?-, (como se le conoce a la torta de tamal), o para paladares exigentes con toque ‘gourmet’ que sube el precio, pero sus ingredientes tienen la promesa de hacerlo único.

Pero, ¿qué tanto sabemos del origen del tamal?

Datos históricos mencionan que surgen en Mesoamérica entre el año 8000 y 5000 A.C. Su nombre proviene del náhuatl tamalli, que significa envuelto o pan de maíz cocido en ollas.

Su receta es todo un debate entre muchos países del Continente Americano ya que existe disputa sobre su creación, pero como en México todo lo tropicalizamos y sino lo hacemos nuestro, estamos seguros de que aquí surgieron las mejores recetas, con mezcla de ingredientes únicos que hoy deleitan nuestro paladar.

Sin embargo, diversas variedades de tamales han sido desarrolladas en casi todos los países del continente americano, donde el maíz es la base de la alimentación.

El tamal y la fiesta

Definitivamente el tamal es protagonista de muchos eventos, es amo y señor de los festejos sin importar clases sociales.

Se sirve como desayuno, almuerzo o cena, el tamal es un platillo que acompaña a las efemérides más importantes de México, incluyendo las fiestas patronales, la época decembrina, el mes patrio, la Semana Santa, el Día de Muertos y, por supuesto, el Día de la Candelaria, llamado por muchos literalmente como la fiesta del tamal, ya que si tuviste “la fortuna” de sacar al niño de la rosca de Reyes, tienes la obligación de cooperar o llevar los tamales el 2 de febrero para compartir y cerrar los festejos navideños.
En la CDMX encontramos puntos de venta de tamales que también hoy es considerado parte de la comida rápida, aunque a diferencia de la llamada fast food, este envuelto de maza en hoja de maíz u hoja, sí aporta nutrientes al organismo. Los puestos en la calle y los locales establecidos que venden tamales se ubican sobre todo en zonas de alta concentración demográfica, donde existe una demanda importante de este producto debido a que es un alimento que se ha incorporado desde hace muchos años en la alimentación de las familias.

El consumidor citadino tiene que recorrer distancias muy largas entre su domicilio y su centro de trabajo o escuela, con muy poco tiempo para desayunar, y dado que el poder adquisitivo se ha deteriorado en años recientes, el tamal adquiere una relevancia muy importante, menciona el investigador de la UNAM  Agustín Rojas Martínez.

Rojas Martínez igual señala que: además de los factores señalados, también se debe mencionar su contenido calórico, que responde a las necesidades de una persona que va a trabajar, por ejemplo, una jornada de seis horas antes de la hora de salir a comer, o una jornada laboral de ocho horas en un horario extendido.

Hablando de números, la industria del tamal en nuestro país según datos de Fadlala Akabani, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de la CDMX, a finales de enero de 2020, aproximadamente 27 mil personas producían un millón 950 mil tamales diarios, que alcanzaban un valor de unos 50 millones de pesos, incluida la venta de atoles.

Pero la cantidad de tamales de un día normal casi se duplica el 2 de febrero, pues según el funcionario capitalino, se producían 3.5 millones.

Por esas mismas fechas, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) reportó el tamal tradicional envuelto en hoja de maíz costaba el doble en las  tiendas o franquicias de tamales que en los puestos tradicionales.

En la calle, un tamal costaba en promedio 12 pesos, precio que aumentaba  a entre 20 y casi 25 en las franquicias o tiendas.

La guajolota, creación en la CDMX y su zona conurbada, costaba entre 14 y 16 pesos en los puestos callejeros, en tanto que el precio de un vaso de atole era un poco menor: entre 10 y 12 pesos. El precio promedio del tamal envuelto en hoja de plátano era de 18 pesos en los puestos callejeros, y en tiendas y franquicias llegaba a casi 25 pesos.

Aun no hay estudios validados sobre las ganancias que genera un puesto de este alimento ya que su venta en el comercio informal carece de una contabilidad,  pero algunos especialistas calculan que es entre 2,000 y 3,000 pesos por día.

Indudablemente el tamal es y será un manjar para el paladar mexicano.

Redacción: FFNews+
Tags: No tags

Comments are closed.